domingo, 10 de febrero de 2013

Tu mirada:

Cuando pasean tus ojos 
con galanía  por el 
sendero de mi cuerpo.

Me haces sentirme 
 un niño, con sus
juguetes nuevos...

¡Fusión explosiva!
Símbolo de este amor,
química que produce
tu deseo seductor.

¡Abre el patio de tus ojos!

Deja que entre el sol.
Deja que este niño juegue
en una infancia perdida...

Infancia que deshojo 
en unos inviernos,
donde no nevaron tus flores.