viernes, 22 de febrero de 2013

¡Bésame!

Que el rocío de la mañana
apague esta llama,
plebeya y urbana   
en la metrópolis 
de tus deseos...
¡Bésame!