lunes, 14 de enero de 2013

COBARDÍA

Troquelado quedó el corazón
y sobre él, pecho y medalla
que reposan en mis sueños,
pesadillas, me desvelo asustado
y otro día más me lleno
de cobardía...

Cobardía por no querer
estar presente...

Cobardía por sentirme ciego
y no querer verte...

cobardía a sentirme de nuevo
más cobarde y sigo en la boira
perdido sin querer encontrarme...

Tú, algún día aparecerás y yo...

Seguiré siendo cada vez más viejo
y cobarde.