Colabora haz click en anuncios ¡Gracias!

lunes, 24 de diciembre de 2012

Ceguera:



He bailado sobre el eco
del aleteo de una luciérnaga,
en esta noche de inmensa
timidez y...

Tú en lo más alto de
la boira. Danzando tu vientre,
llevándome al caos
mientras soy asaltado
por tus besos, que me moldean
y más tarde quedo petrificado...

En escultura quedó el momento.

El baile me cegó, se quedó
tatuado en mi pupila.

lunes, 17 de diciembre de 2012

YA LLEGÓ LA NAVIDAD AL PUEBLO:



Diciembre llegó a buen puerto,
desembarcó la navidad.

Llenando de alegría, las plazas y calles
de nuestro pueblo ¡este que sentimos de verdad!

Resuenan campanas y villancicos,
son los niños saliendo de la iglesia
y los destellos de sus ojos brillan
después de hacer sus ofrendas...

Alcemos nuestras miradas al castillo
sobre él, brilla una estrella,
que nos anuncia con paciencia
que el niño dios a nacido.

¡Que sus gentes salgan a sus calles!

Que canten, que bailen, que beban,
porqué si de verdad las sientes,
seas rico o pobre disfrútalas
Y compártelas con aquellos
que más quieras...

Diciembre se marchará,
para darle paso a Enero
no le hagas caso al número
este año sera mejor que bueno.

Mientras tanto sigue siendo
navidad en"Oropesa del mar"


 Les deseo unas felices fiestas y un prospero
año nuevo 2014 Manuel. Méndez.Hernández

domingo, 16 de diciembre de 2012

El viejo abeto:

Hoy le pregunté, al viejo abeto artificial...

¿Qué manos te vestirán antes, que
la navidad venga a buscarte?

¿Quién será el poseedor o poseedora
de ese corazón cargado de musicalidad?

¿Quién pondrá la ilusión en ti,
en este moribundo año?

¿Quién cubrirá tu cuerpo
de cabellos de ángel y alhajas?

¿Y dime quién te llenará de luz
de los pies a la cabeza para que
todo el mundo te admire?

¿Dime quién?

Si ya no quedan lágrimas
en el rostro del humilde...

Se helaron las cosechas,
se rompieron las viejas redes
y se le terminaron de descoser
los bolsillos a los pobres...

¡Cierto es!

Ya no quedan lágrimas...

¡PERO SÍ FE Y ESPERANZA!

Mis manos te vestirán de nuevo...

El cuento cambió:

Tengo fuego en las manos
veneno en la lengua
y rabia e impotencia en los bolsillos...

¡Este país dejó de querernos!

Ya no quedan bobinas de hilo
y la maquina de crear billete, quedó obsoleta.

Muchos políticos tiraron de cuento
se volvieron robbín de los bosques
y sus moneditas de oro quedan en casa...

¡El cuento cambió!

¿Y ahora ha que cuentista creo yo?

Si todos como payasos hipnotizan
al pobre y luego bajo la hipnosis,
quedan desolados y desahuciados ...

¿A quién coño creo yo?