lunes, 26 de noviembre de 2012

UN MAR DE RECUERDOS:

¿Dónde estarán las redes que tus viejas manos tejieron?
el mar fue más que pasión.


Tus hijos y nietos, el chorro dónde rebosaba tu alegría...


Surcador de mares, esta vez el tiempo te hizo homenaje,
y en tu corazón guardes estos versos que maduraran en
la distancia, en el cariño, para que en pergamino quedé.

Tus ojos como faros,  a estas alturas
y después de tantos temporales y resacas,
ya quedaron envejecidos
 el salitre deja huella


En tu corazón siempre guardas fragmentos
del mar en calma, los mismos que me susurrabas.


¿ Recuerdas cuando yo ejercía de timonel en
aquella pequeña embarcación de recreo?


Tú eras el capitán, el que enseñaba a tu tan pequeña
tripulación, y en la proa exponías tu cuerpo al sol mientras
reías y dabas ordenes con maestría... ¡Cuanto recuerdo!

Algunos escogieron la mar por ti, haciendo gala de tu don.
Y hasta hoy, casta de tu sangre, no navegó hasta donde tú
navegaste, demasiada mar para embarcar miedos...


Son tus ojos los faros que iluminan mi viejo camarote,
donde estudio el fonograma que de niño me obsequiaste.


Miras al mar y el mar te habla, traduces con tu sabiduría
los cálidos mensajes que las espumosas olas te revelan.

Y yo miro al mar desde cualquier punto cardinal y te veo a ti.

Dedicado a mi abuelo Miguel Hernández.Jumilla




Si deseas escuchar el audio haz click aquí.