Colabora haz click en anuncios ¡Gracias!

martes, 27 de noviembre de 2012

EL TAHÚR:


Paradas las agujas del reloj quedaron 
cuando la madrugada silenciosamente 
asaltaba tu cama, irresistible el perfume
que desprende tu cuerpo ardió...

El tahúr vive en mí, sombra perfecta
donde escondo un viejo trío de ases
bajo las mangas, para empezar a subir
las apuestas cuando me beses con tu
mirada, antes de que se altere la aún
dormijosa mañana...

¿ Perderás lo apostado o seré el derrotado?

Maña e inteligencia, a las dos las convencí
para que esta madrugada con su temple
y un buen vino, saboree el poso del secreto.
Donde guardas las tímidas letras que no
se pueden leer, será que me ciegas,

 dímelo alto para que no quede enmudecido.

Benditas las manos que detuvieron
las agujas del reloj en esta madrugada
donde la nieve que posaba en la ventana
fue derritiéndose hasta llegar a nuestros píes.

lunes, 26 de noviembre de 2012

UN MAR DE RECUERDOS:

¿Dónde estarán las redes que tus viejas manos tejieron?
el mar fue más que pasión.


Tus hijos y nietos, el chorro dónde rebosaba tu alegría...


Surcador de mares, esta vez el tiempo te hizo homenaje,
y en tu corazón guardes estos versos que maduraran en
la distancia, en el cariño, para que en pergamino quedé.

Tus ojos como faros,  a estas alturas
y después de tantos temporales y resacas,
ya quedaron envejecidos
 el salitre deja huella


En tu corazón siempre guardas fragmentos
del mar en calma, los mismos que me susurrabas.


¿ Recuerdas cuando yo ejercía de timonel en
aquella pequeña embarcación de recreo?


Tú eras el capitán, el que enseñaba a tu tan pequeña
tripulación, y en la proa exponías tu cuerpo al sol mientras
reías y dabas ordenes con maestría... ¡Cuanto recuerdo!

Algunos escogieron la mar por ti, haciendo gala de tu don.
Y hasta hoy, casta de tu sangre, no navegó hasta donde tú
navegaste, demasiada mar para embarcar miedos...


Son tus ojos los faros que iluminan mi viejo camarote,
donde estudio el fonograma que de niño me obsequiaste.


Miras al mar y el mar te habla, traduces con tu sabiduría
los cálidos mensajes que las espumosas olas te revelan.

Y yo miro al mar desde cualquier punto cardinal y te veo a ti.

Dedicado a mi abuelo Miguel Hernández.Jumilla




Si deseas escuchar el audio haz click aquí.


sábado, 24 de noviembre de 2012

transeunte sueño.

Grítame...
Pellízcame...

Pero no me despiertes 
de mí transeúnte sueño.

Sueños que caminan 
desde hace años
y me pierdo por encontarte.

Mil cuchillos se clavan 
en mi espalda y quiero
que seas tú la que me juzgue,
después de descifrar el pergamino
de recuerdos  que guardo desde mi marcha.

Tú en el sureste
y yo no se dónde...

Tracemos un hilo imaginario,
dónde la realidad nos una a los dos.

Ya que tus ojos y tus labios
son copias de mi esperanza, 

Y tú desde tu trono de belleza
siempre estarás en lo más alto.

Y yo desde mi humilde manantial,
 resurgiré  desde las cenizas.