jueves, 2 de agosto de 2012

MALHERIDO


Tengo los labios malheridos
por el veneno del amor.

He bebido de tantos labios
que se me encharca el corazón.

Son tantas las rosas marchitadas
regadas con mi llanto,
que me espantan las promesas
que un día me ilusionaron.

Mentiras, engaños, traición,
¡Cuánto dolor! 
 se aprovecharon
porque no hay otro como yo.

Me encanta pecar, pero también se amar
siempre me equivoco, me quedo corto al saltar
 por beber veneno de otros labios
de otros labios que no me saben amar.