sábado, 19 de mayo de 2012

¡EVOLUCIÓN!


 Que hay de aquel que tiene

donde agarrarse y sigue cayendo.

Que hay de aquel que planifica
un futuro incierto sobre una busto
de barro bajo la lluvia.

Que hay de aquel que bebe miel
de un panal y se sacia con el dolor
del aguijón sabiendo que su placer
acabará en traición.

Que hay de aquel que vive del pobre
y lo explota, no hay castigo sin negocio.

Cuanto necio a precio bajo
que en vez de valorarse o tasarse
Se deja llevar y engañarse.

Pobre de aquel ciego, que camina
libremente distinguiendo colores…

Y en su día pobre de mí, porque:
quizás me haya parecido vivir algún verso.

¡EVOLUCIÓN!